‎”(…) Por eso, de algún modo, los libreros son como los farmacéuticos. De entre todos los remedios posibles, todos los “tratamientos” que fabrica la industria editorial, tienen que aconsejarnos el que mejor responde a nuestras inquietudes y necesidades (…)”

Mònica Terribas, Llibreries, silenciosa cura d’humilitat. Escrito para el Congreso de libreros en Lengua Catalana.

Gracias a Neus Chordà y a la llibreria 22 de Girona por darme a conocer el artículo. Lo encontraréis íntegro pinchando aquí.

Anuncios