En este caso, no hace falta añadir más palabras…

Texto de la carta del niño:

¡Estoy tan harto de la insoportable distancia que nos separa! Espero con ansia el sonido de la campana del patio. ¿Me has olvidado? ¿Quizás ya no me quieres? Dime que no estoy escribiéndole al vacío. O mi corazón se convertirá en un abismo.

Anuncios